¡ATENCIÓN DESVANEROS!

Se pone en marcha el II CERTAMEN DE RELATO BREVE  “DESVANDELASPALABRAS”

Las bases las tenéis a la derecha, en las PÁGINAS.

OS ESPERAMOS A TODOS.

Anuncios

Tarea para la quedada.

¡Esta vez cojo el mando y propongo yo la tarea! Pero que no cunda el pánico, por favor.

Como sabéis, hace mucho que no organizamos una quedada del grupo de lectura, y tengo una propuesta que haceros: siempre que nos reunimos y escribimos, nunca lo hacemos sobre algo personal. ¿Por qué no aprovechar esta ocasión para innovar un poco?

La tarea que os propongo es la siguiente: escribir, en no más de 300 palabras (a ordenador), una descripción sobre nosotros mismos, pero de manera que no pueda saberse de quién se trata (nada referente al sexo, la edad, la localidad…). Se trata de que los demás nos reconozcan por cómo somos… ¡y cómo escribimos! 

Cuando nos hayamos reunido, los leeremos en voz alta y adivinaremos de quién se trata.  Después, podemos subirlos al blog.

¡Espero vuestra colaboración!

Sofía M.

Día del Libro

El pasado viernes 2o de abril, los chicos y chicas del Desván de las Palabras celebramos nuestro particular Día del Libro (un poco adelantados, lo sabemos). Para conmemorar este día que, de cierto modo da sentido a nuestro grupo, ¡celebramos nuestro I Certamen de Relato Corto! Como podéis haber comprobado, a lo largo de estas semanas hemos subido al blog los relatos que participaron en el concurso (nueve en total).

En la quedada, con el estómago lleno (para no variar) leímos todos los relatos participantes. La temática general fue un poco triste (serán los tiempos, será la edad) pero los textos, por lo que nos dijo Fernando, sorprendieron mucho al jurado. ¡Se me olvidaba! Tenemos que agradecer la colaboración de las bibliotecarias de Piedras Blancas y Salinas: Ana, Dolores y Rosa.

¿Queréis saber quienes fueron el finalista y ganador? Para mi sorpresa, Benito Camela (seudónimo de Pablo Duarte) con su relato “Heridas abiertas” fue finalista y Cinturón de Asteroides (mi friki-seudónimo) con el relato “El primer tropezón”, fui la ganadora. ¡¡¡Estamos contentísimos!!! Aquí os dejamos una foto nuestra con el diploma. Teníamos otra mordiendo los premios a lo Nadal, pero salió desenfocada.

La velada continuó con un poco de poesía, como parte de nuestra aportación al Festival de la Palabra que se celebra en Castrillón.

Y por último, como no podía faltar… ¡música! Fernando nos deleitó con la aclamada BSO de Amelie, Pablo y Antonio tocaron algo de repertorio propio y el resto de asistentes acompañamos con la voz.  Aprovechamos para cantarle el cumpleaños feliz a Pablo Duarte, que cumple 18 años hoy.

Esperamos que echéis un vistazo a los relatos del concurso, no tienen desperdicio alguno.

¡Nos vemos en la próxima quedada del Desván de las Palabras!


Sofía Moreno

El primer tropezón.

Mientras miraba sus pies suspendidos en el vacío, Julieta se preguntaba qué había pasado para llegar a tal punto. ¿Había sido culpa suya? Aquel lugar la atemorizaba y seguía sin comprender por qué alguien que la quería tanto le había hecho esto. Su mirada se dirigió al gran edificio de ladrillo color ocre: nunca había estado en un lugar semejante.

 

Las altas paredes la asustaban y temía quedarse sola. Sólo le tranquilizaba pensar que no era la única en esa situación. Muchos rompían a llorar sin razón aparente. Ella también tenía ganas de llorar.

¿Qué había cambiado últimamente? ¿Había desobedecido? ¿Era un castigo? Recordó a sus padres. Sus ojos se inundaron de lágrimas y su barbilla tembló débilmente. Las rejas que bordeaban la finca le hacían pensar que todo su mundo se había reducido a lo que sus ojos alcanzaban a ver.

 

-¿Por qué?- se preguntaba. Sus pies seguían colgando. Miró al suelo y temió no estar haciendo lo correcto. Lo pensó dos veces: -no pasa nada, otros ya lo han hecho primero-. Julieta cerró los ojos y tomó impulso.

Una vez en el suelo, miró hacia arriba: -quizás no sea tan malo,-pensó mientras se limpiaba las manos contra el uniforme- me gusta el tobogán-. 

 

 

Cinturón de asteroides.

El Desván celebra el Día Internacional de la Mujer

El pasado 8 de marzo fue el Día Internacional de la Mujer, que en nuestro concejo se celebró en la Casa de Encuentro de la Mujer de Piedras blancas y, como no, ¡¡¡allí estuvimos!!!

En contra de lo que muchos se esperaban, la sala polivalente contó con la asistencia de muchos jóvenes, entre ellos, la mayoría de los miembros del Desván de las Palabras. En el aspecto musical, Sofía Proenza y Elisa cantaron unas cuantas canciones. Adrián, Pablo Duarte y Antonio hicieron acto de presencia tocan algunos temas de Alquimia, y además Pablo se lanzó y lo dio todo cantando la canción Romeo and Juliet de Dire Straits. ¡Genial! Por otra parte, Sara y Rocío que, aunque no asisten a las quedadas del grupo, merece la pena mencionar por su aportación de alegría al encuentro.

Por otra parte, Paula Zabaleta y Raquel Arrojo interpretaron un baile con el que querían expresar su visión de la mujer. ¡Muy bueno!

Por último, y no por ello menos importante, Fernando acompañó la lectura de poemas con su acordeón, ¡nos alegramos de que saque su talento a la luz!

Por mi parte, participé en la exposición de fotografía 8 de marzo, 8 miradas, que estará en la Casa de Encuentro hasta el 13 de abril para todo el que quiera visitarla.

Para todos aquellos que no pudisteis asistir, os dejamos unas imágenes de las actuaciones de la gente joven que pasó por allí. Realmente fue un encuentro memorable y, ¡esperamos que sigan contando con el grupo en próximas ocasiones!

Sofía Moreno

Una velada rebosante de palabras.

No he podido resistirme, ¡tenía tantas ganas de escribiros sobre la noche de ayer! Me he pasado la mañana con la idea en la cabeza y, en cuanto he tenido un ratito, he secuestrado el ordenador. Quería hablaros sobre la quedada de ayer del Desván de las Palabras en la Biblioteca de Piedras Blancas. No solamente a los que fuisteis o sois miembros del grupo, sino a todos aquellos a los que os pica la curiosidad sobre nuestras peculiares veladas.

Como ya es tradición, no acudimos con las manos vacías, sino que disfrutamos de los manjares de Nieves y su tarta-bizcocho de melocotón, las magdalenas de Carmen, la pizza de Shey y mis empanadillas. ¡Está claro que no moriremos de hambre mientras vayamos a las veladas! Diez de cada diez madres nos recomiendan.

Aunque no teníamos temática preparada y la velada transcurrió de manera improvisada, ¡no nos quedamos mudos ni un instante! La noche dio para mucho, y entre texto y texto surgieron temas muy variados: pareja, política, anécdotas de las redes sociales, voluntariado… Sé que los adolescentes normalmente damos miedo y espantamos a los adultos. Muchos creen que no se puede hablar con nosotros de ciertos temas porque no somos suficientemente maduros, pero ojalá alguien escuchase las conversaciones pues, a parte de morirse de risa, se daría cuenta de que los mitos sobre los adolescentes no son más que eso: mitos.

Poco a poco, tanto la Biblioteca Pública de Piedras Blancas como la de Salinas se van convirtiendo en algo más que un almacén de libros: se tratan de lugares de encuentro de los que podemos disfrutar y sentir que realmente hacemos uso de los servicios públicos. Las bibliotecas SÍ son importantes y necesarias.

Después de este sermón, sólo me queda pedir una vez más, que colguemos todos los textos de la velada de ayer. Y… ¡¡¡qué no decaiga!!!

Sofía Moreno.

Quedada grupo de lectura

Tras la quedada de ayer, Iván Montoro (nueva adquisición del grupo) y Sofía Moreno, os haremos un pequeño resumen de la fantástica noche. También queremos que Isabel Vallejo se muera de la envidia por no haber venido (perdió el bus) y haberse tenido que comer las palomitas sola.

Poco a poco, a eso de las ocho de la tarde, nos fuimos juntando, como ya es habitual, en la Biblioteca Pública de Salinas. Por cierto, queremos felicitar a Marta como nueva conductora oficial del Desván de las Palabras, y la animamos para que la próxima vez aparque dentro de las líneas del aparcamiento.

Para sorpresa de Fernando, no fuimos con las manos vacías, sino que convertimos la sala de actos en una “feria gastronómica”. Entre las delicias de esta quedada, hubo galletas por parte de Ana, Sofía, bollos preñaos de Elisa, pizza-pan de Fer, magdalenas-bizcochos de Carmen y los muffins de Shey (en la foto)… Y demás, como el bocata-chapata de Antonio.

Una vez todos allí, leímos los textos que habíamos preparado para la ocasión. Desde aquí le pedimos a Iván Granda que se meta un calcetín en la boca mientras leemos. Gracias.

Los primeros textos fueron los de Elisa. Uno de ellos era una de las propuestas de Fernando, escribir un pequeño relato en segunda persona (esperamos que durante la semana lo subas, Eli, y si tu abuela vuelve a decir algo del primo, del hermano, del cuñado de Juan, nos tengas al día).

Luego, yo (Sofi) leí el texto “Reflexiones sobre un limpiador de cristales”, que ya tenéis en el blog (concretamente, el post anterior).

Continuamos la noche con el revelador texto de Carmen, leído por Sabel. Estamos realmente fascinados con el talento de Carmen, y esperamos que se anime a subir el texto al Desván, pues realmente merece la pena.

Después, Susana nos leyó una elaborada carta de amor, terminando con un pequeño debate sobre las cartas de amor entre todos los miembros del grupo.

Por último, otra de las nuevas escritoras, Nieves, se animó a leernos una intrigante historia, que también estamos deseando que subas al blog. ¿Serás la nueva heidi-gore del grupo, desterrando a Sofía M.?

Después de ponernos las botas, y pasar una buena noche, los miembros del Desván de las Palabras queremos recomendaros la película Blow. Os dejamos algunas fotos de la noche, iremos subiendo poco.

Por cierto, ya tenemos en mente el especial “San Valentín” para la próxima quedada por lo que… ¡necesitamos ideas! (Y novios/as)

 

 

Sofía Moreno e Iván Montoro.