Un libro, un vídeo, una canción y una tarea

Hola a todos. Hoy va a ser monotemático, así que ahí va.

UN LIBRO. El arca de Schindler de Thomas Keneally. Adaptada por Steven Spealberg en el año 1993 al cine, el libro es una novelización de los acontecimientos en torno a la figura de Oskar Schindler, un empresario alemán que vio en la guerra la oportunidad de hacerse rico explotando el nuevo “orden”: el Reich le proporcionaría mano de obra gratuita (los judíos) a cambio de parte del beneficio de su fábrica de utensilios de guerra (pucheros, cacerolas,…). Vemos la evolución -tan bien retratada en la película, por cierto- del empresario sin escrúpulos al hombre acongojado por lo que, a la vista de todos, estaban haciendo los nazis: exterminar sin ningún remordimiento a toda una raza.

UN VÍDEO: Las mujeres de Schindler, que iban a ser trasladadas a una nueva fábrica donde estarían seguras, son enviadas por error a Auschwitz. Sobrecogedor

UNA CANCIÓN: Posiblemente la banda sonora con más carga emocional de la historia del cine.

UNA TAREA: En otras ocasiones hemos trabajado el aspecto del “movimiento” en nuestro relato: es decir, aquello que consigue que nuestra narración sea viva y adquiera una “fuerza” expresiva reconocible, diríamos que lográsemos que adquiriese “movimiento”. Se suele conseguir de varias formas.

La tarde en que entregaron al prisionero llovía con fuerza, como si el cielo llorase ante el acto malvado de unos hombres ajenos a todo el mal que provocaban.

Entregaron al prisionero. Llovia con fuerza. Tuvo la sensación de que el cielo lloraba. Los verdugos miraban ajenos. El mal campaba entre ellos. Parecían no darse cuenta.

Cambiamos varias cosas: continuamente el punto de vista del narrador (el prisionero, la lluvia, los verdugos…), la duración de las frases, el tiempo verbal…

El ejercicio propuesto puede ser escribir un texto corto y luego matizar utilizando este recurso cada una de las frases.

A ver qué sale.

Nos vemos.

Fernando

Anuncios

¡ATENCIÓN DESVANEROS!

Se pone en marcha el II CERTAMEN DE RELATO BREVE  “DESVANDELASPALABRAS”

Las bases las tenéis a la derecha, en las PÁGINAS.

OS ESPERAMOS A TODOS.

Dejaron que se la llevaran.

Dejaron que el manantial de agua fresca y viva se secara paulatinamente. Las últimas gotas caían desde su ruidosa boca, mientras la impotencia desbordaba el lugar. Un amanecer, ya no quedaba ni rastro de lo que había sido lugar de culto para sedientos lectores.

Ya no hay surtidor de agua en la biblioteca, pero aún nos queda la legendaria chaqueta colgada del perchero que nunca nadie recogió.

El que no se conforma es porque no quiere.

Sofía Moreno

Un libro, un vídeo, una canción y una tarea

Retomamos el trabajo del curso otoñal con la aportación de siempre. Espero que os preste.

UN LIBRO. Contra el viento del norte de Daniel Glattauer. El libro, aparecido en 2010, fue todo un bombazo editorial. Cuenta la historia de la correspondencia online entre dos personas, cómo establecen contacto por casualidad, cómo van poco a poco intimando, cómo se desbordaN entre ellos los sentimientos, liberados por la no necesidad de su presencia física… hasta que surge el amor, y con él, la traición a sus parejas, los sentimientos de culpa, la crueldad y el despecho… Soberbio libro escrito con una sensibilidad realmente asombrosa.

UN VÍDEO. Es un anuncio de la “chispa de la vida”, pero ¡qué caramba, da tan buen rollo!

Llevan toda la vida haciendo anuncios happy ends ¡y lo siguen bordando! En fin…

UNA CANCIÓN. Me permito el lujo (supongo que pensaréis que será más bien el morro) de asomar por aquí al genio Zach Condom, más conocido como Beirut. Esta increíble canción está rodada en las calles de Nantes (es también el nombre de la misma), tal como veis. Algún día se le reconocerá el increíble talento que tiene… o a mí, por lo menos, me lo parece. Además, ¡canta de una manera asombrosa! Muerto de envidia me quedo…

UNA TAREA. Empezamos nuevo curso y vamos a comenzar a dar pasos hacia la escritura comprometida. Osea, a currar duro para perfilar nuestras historias, con vista, tal vez quién lo sabe, a embarcarnos en el vértigo de escribir nuestra propia novela. Comenzaremos con un tema básico, que es la AMBIENTACIÓN de nuestro relato.

Ubicar correctamente nuestra historia en un intervalo temporal determinado es una tarea dura. Podemos escabullirnos con lo que tenemos a mano, utilizando el tiempo presente que es el que conocemos. Tal vez decidamos ambientarlo en épocas pasadas, para lo que necesitaremos documentarnos de manera ardua. O podemos tirar pa’lante e inventarnos un mundo a nuestra medida…

En cualquier caso, será imprescindible indagar, leer, buscar referencias y, sobre todo (lo más difícil) informarnos sobre la VIDA COTIDIANA. Lo que da peso a un relato es una ambientación de los detalles cotidianos, el día a día en una región remota de Alaska o en una aldea en la Bretaña del siglo XVI. En cualquier manual de historia o en internet podemos encontrar los grandes renglones de la historia, los acontecimientos importantes… pero, ¿dónde buscamos el día a día, qué desayunaban o cómo se saludaban, qué usaban para pescar o cómo construían sus casas?

En fin, que os invito a empezar a documentaros para poder dar pasos en la creación del mundo donde vamos a ubicar nuestro relato.

Como tarea os propongo “crear” el marco temporal de uno de los relatos que hayáis escrito: destripar su ambientación, el momento en que se produce, si hace referencia a sucesos históricos importantes, qué referentes usasteis para encuadrarlo temporalmente… Este tipo de prácticas nos va a servir, sobre todo, para concretar temporalmente la acción, algo imprescindible para no caer en la divagación; y es que no hay nada peor (y más temido por los escritores) que hacer caer a los lectores en un estado de confusión por nuestro poco tino.

Nos vemos

Fernando

La venganza del tiempo.

El pasado nunca les dejó descansar: las tumbas de los miserables se revolvían de frustración décadas, años o milenios después.

Image

Sofía Moreno.

Un libro, un vídeo, una canción, una tarea

Hola a todos… ¡es verano y luce el sol!… no parece Asturias.
Allá vamos.

UN LIBRO Maus de Art Spiegelman. En realidad Maus es un cómic, pero su mensaje, su profundidad y, sobre todo, su carga emocional, lo convierten en una auténtica joya. Cuenta la historia de Vladek Spiegelman, un judío polaco superviviente de los campos de exterminio nazi. La cuenta su hijo, Art, que es el dibujante del cómic, para dejar constancia de aquella época terrible. Para ello utiliza la alegoría de personificar ratones, que son los protagonistas del cómic.
Denso, cargado de emociones, duro y sin concesiones, traigo aquí este tributo a una época negra y a los millones que sufrieron y no pudieron contarlo.

UN VÍDEO Mi papá es director de cine y yo tengo que aguantarlo. El último furor en la web, finalista de la última edición del Notodofilfest.com

UNA CANCIÓN Llega el verano y es cuestión de buscar la canción del ídem (para sufrimiento de nuestros oídos y regocijo de los otorrinos). Aquí os dejo un recopilatorio hecho por Levántate y Cárdenas, el programa de Europa FM que presenta Javier Cárdenas… ¡cuidadín con escucharlo hasta el final, no me hago responsable de los efectos perniciosos!

UNA TAREA En el año 2006 participé en un seminario sobre creación literaria impartido por miembros del grupo de cuentacuentistas Morandubetá, de Brasil, uno de los más prolíficos y genuinos del mundo.
Uno de los ejercicios que hicimos fue el siguiente: nos pusimos todos en fila, pegados unos a otros y la profesora (creo recordar que fue Benita Prieto, aunque no estoy seguro) sacó de su bolso una pequeña caja con contenido secreto. Ella comenzó el “cuento” con una frase muy en plan “erase una vez…” y le pasó la cajita al primero de la fila. La miró y continuó con una frase propia improvisada, encadenando entre todos una historia que al final resultó un cuento auténtico. Os sorprendería la imaginación y la capacidad de argumentar que poseemos todos en general. La clave está en la motivación, y en Morandubetá saben bastante de eso.
Así que la tarea para la próxima quedada puede ser crear un cuento entre todos a partir de una situación inicial que se nos presenta en ese momento.
Por cierto, no os cuento qué contenía aquella cajita porque es secreto… y porque ya no me acuerdo (cosas de la edad).

Nos vemos.
Fernando

Un libro, un vídeo, una canción, una tarea

Hola a tod@s, incluidos los PAUlitizados.

UN LIBRO. Los fantasmas de Belfast de Stuart Neville. Seguramente ni el título ni el autor os dirá nada, porque es su primera novela y no lleva ni dos años en el mercado. Pero engancha, os lo puedo asegurar. Cuenta la historia de un pistolero del IRA que, después de pasar unos años en la cárcel, vuelve al Belfast próspero y un poco alejado ya de los años oscursos. Pero nuestro protagonista es un borracho amargado por los fantasmas de sus doce víctimas, que le acompañan a todas partes para no hacerle olvidar lo que hizo… hasta que uno de ellos le da la clave para librarse de su presencia… y hasta aquí puedo leer. Novela atractiva, bien desarrollada, con el ritmo y la pausa justa, con unos personajes brutales en muchos casos… en fin, la envidia de todo aquellos a los que nos gusta juntar letras.

UN VIDEO. Finalista de la última edición del Notodofilmfest. Sublime.

UNA CANCIÓN. 15 de mayo de 2003, The Boss en Gijón… ¡y yo estuve allí! Todavía se me pone la piel de pollo… grande, grande, grande (para incondicionales). Y ¡oh, sorpresa!, qué gran verdad esa de que en youtube ta tó.

UN CONCURSO LITERARIO. Como la tarea ya la puso Sofi Moreno, aquí os dejo el enlace a un centamen de microrrelatos organizado por El Comercio y La Voz de Avilés online. Son 800 euracos, que no está mal.

http://microrrelatos.elcomercio.es/

Nos vemos el viernes, 15.

Fernando