Un libro, un vídeo, una canción y más cosas…

Con un poco de retraso, aquí van mis sugerencias.

UN LIBRO. Casa de verano con piscina de Herman Koch. Otro libro increíble de este escritor holandés, al que ya me referí hace unas cuantas entradas con su novela La cena. A partir de situaciones un tanto insulsas -en esta ocasión, las vacaciones de una “formal” familia en el chalé de verano de un conocido actor- Koch indaga en la condición humana (sobre todo la masculina) tirándonos a la cara la ruindad que mueve muchos de nuestros actos. Un trago de realidad dura y, sobre todo, un buen rapapolvos a la dignidad machista. Y escrito de manera genial.

casa-de-verano-con-piscina-9788498384550

UN VIDEO. Ni más ni menos que Matrix en 60 segundos.

 

UNA CANCIÓN. Fue la segunda canción (la primera fue la también mítica Starman) que oí de David Bowie hace una estrapallá de años, y, ahora, vuelve a aparecer porque un genial astronauta se le ocurrió hacer esta famosísima despedida de la Estación Espacial Internacional, que yo creo que quien no la haya visto ya es que no está al día de internet.

Aquí, el original, pa que flipéis un poco.

 

Y MÁS COSAS…

– Generalmente, los animales cuando están afeitados, trasquilados o pelados (dígase como se quiera) son encantadores. Sin embargo, los osos son realmente terroríficos.

Aquí los 11 ascensores más increíbles del mundo.

– Vamos a pasar por el tamiz de los cánones de belleza actuales alguna obra pictórica clásica.

– Para mis universitarios, aquí os dejo una relación de los trabajos que más gente ocupan en EEUU. Y también los que menos. ATENCIÓN: En EEUU hay registrados sólo 310 protésicos dentales.

– Y para acabar, una foto inusual y auténtica del Lejano Oeste.

¡Hasta la próxima!

Fernando

 

Un libro, un vídeo, una canción y más cosas

Hola de nuevo. Ahí van mis sugerencias.

UN LIBRO. Nostalgia de Mircea Cartarescu. Tengo que reconocer que este libro me llamó la atención por su portada, y sobre todo, por el tipo que aparece sentado a la derecha (ya habréis imaginado por qué). El caso es que, con no mucha gana, lo abrí y comencé a leer el primer relato. Es El Ruletista, la historia de un tipo absolutamente reñido con la suerte pero que triunfa cuando descubre lo único en lo que sí que le sonríe la fortuna: la ruleta rusa. Y a partir de ahí, no pude parar hasta devorarlo. Escrito con maestría absoluta, con un dominio del tiempo y de los hechos insinuados, alcanza momentos sublimes. Para mí, el mejor libro de 2012. Y un auténtico desconocido en España.

nostalgia

UN VÍDEO. Ganador del Oscar al mejor documental de 2012. Si no sabéis nada de esta magnética historia, no seré yo quien os la desvele. Si ya sabéis, ¿no os pica la curiosidad? Y si habéis sido de los afortunados que lo habéis visto, no tengo nada que deciros. Es pura magia. Un historia desarrollada como una intriga detectivesca en busca de un tipo que, en Detroit a principios de los 70 no consiguió vender más de 100 copias de sus dos discos, para desaparecer del mundo discográfico. Pero algo sucedió cuando una copia llegó por casualidad a Sudáfrica… Resulta tan increíble que lo mejor es verlo que contarlo.

Searching for Sugar Man. Aquí tenéis el trailer.  Por cierto, el miércoles, 17 de abril, la echan en el Valey de Piedras Blancas, a partir de las 8 de la tarde. Cuesta sólo 3 euros. Anotadlo, que merecerá la pena.

 

Si habéis visto el trailer, ¿no os pica la curiosidad?

UNA CANCIÓN. Supongo que ya los conoceréis porque se hicieron famosos por la segunda canción que os traigo, pero a mí me encanta esta otra. Son Youngblood Hawke.

La famosa es esta otra…

 

Y MÁS COSAS

10 años en fotografías de una ignominia.

La de Pisa es una entre 11.

¿Creíais haber visto la foto más surrealista de Dalí? Esperad a ver esta de 1963. 

Y esto es todo.

Hasta la próxima.

Fernando

 

 

 

 

Un libro, un vídeo, una canción y algo más…

Hola a todos. Ahí van un puñao de sugerencias.

UN LIBRO: Los juegos del hambre de Suzanne Collins. ¿Y por qué no un bestseller sin grandes alardes pero bastante efectivo? El libro de Collins, primera parte de la trilogía del mismo nombre, es un entretenimiento bastante conseguido, con unos personajes bastante presentables (aunque rozan una ñoñería asombrosa, por cuanto el tema sexual es algo tabú en la novela) y un mundo anárquico y posapocalíptico bastante logrado. A mí me gustó bastante, y la trilogía en sí va a ser una mina para la industria del cine (por lo de los efectos especiales y los adolescentes descuartizados). Pa entretenese, vamos.

juegos hambre

 

UN VÍDEO: Bueno, vamos a ponernos todos de rodillas para adorar a dios-Jordan. Igual os parece una memez, pero para mí, que crecí viendo jugar a Michael Jordan tooooda su carrera, todavía me produce un cosquilleo especial cuando le veo volar riéndose de los demás, con eso de que él todavía está subiendo y los demás ya aterrizaron. Abróchense los cinturones, Air Jordan va a despegar…

Por cierto, a mediados de los ochenta, cuando empezó a hacer todas aquellas cosas increíbles, había sesudos estudios que habían encontrado la fórmula mágica del increíble tempo que mantenía en el aire: sus abdominales. Ni que decir tiene que nos pusimos como oveyes a hacer abdominales y aquello, además de no notarse, no valía pa ná.

 

UNA CANCIÓN: Y siguiendo con la nostalgia ochentera… ¡que viene el BOSS! Aquí os dejo una de las canciones más prestosas (a mí me lo parece), aunque la coña auténtica es la “espontánea” que sube con él al escenario. A ver si adivináis quién es (respuestas en los comentarios…). Para que veáis que hasta los más idolatrados tienen pasado…

 

…Y ALGO MÁS. Un par de cosines.

Primero, una colección estupenda de fotografías USA de los años 70. Geniales.

usa70

 

… y segundo, para que después digan que la gente no curra, sobre todo los dictadores….

Y esto es todo amigos.

¡Nos vemos!

Fernando

 

Todo lo bueno se acaba.

Había un anuncio de chocolate Nestle cuya canción (creo recordar) decía algo así como: “Se acaba… ¿quién se lo acaba? ¿Quién me ha dejado sin nada? Uuuooo… ¡Me queda, no me queda nada!”

Image

Sofía Moreno.

Gracias, Nandu.

Creo que esta vez, sobra la introducción.

Muchas veces no somos conscientes de la repercusión de nuestros actos. Todo empezó en el otoño de 2010 y ahora, casi tres años después, lo que has hecho por nosotros ha llegado muy lejos. Hemos reído,  compartido momentos, y aprendido muchas cosas.

Gracias por haber confiado y haber hecho tanto por nosotros desde el primer momento, haciendo que el desván de las palabras fuera posible, y darnos la oportunidad de participar en él.

Gracias por tu paciencia cada viernes, la alegría y el entusiasmo que nos trasmites. Por hacer tanto por nosotros, e iniciar este proyecto, conseguir que esos viernes sean perfectos y, en este caso, por abrirnos la puerta de tu casa.

Todos estos momentos no hubieran sido posibles de no ser por ti, Fernando. Gracias, por habernos mantenido unidos y que esto siga adelante y, porque en estos años, en el grupo hemos crecido tanto por dentro como por fuera.

Gracias por apostar por los jóvenes por quienes nadie da un duro. Nos has hecho crecer como personas, acompañando nuestro camino a la madurez inculcando pequeños detalles que el día de mañana nos harán mejores personas. Muchas gracias por haber aparecido, y haberte convertido en una parte importante de esa cajita de recuerdos de juventud que desenterraremos cuando peinemos canas.

Eres una gran persona, y por ello te queremos y admiramos. 

Image