Y bendito el fruto de tu vientre…


-Las mujeres cuando paren, ven a Dios.

La miré con ojos entrecerrados: podría pensar que estaba bromeando pero realmente no era así.

-No me lo puede negar, están bajo su presencia –insistió- Dios las acompaña, para que el hijo salga sano. Ya se lo he explicado muchas veces.

Resoplé por… decimotercera vez.

-Está bien – le contesté-, zanjemos esto: usted me da cita para ver a la ginecóloga del hospitalillo y yo voy a visitar al párroco para que bendiga mi vientre.

Cuando por fin me firmó el papel, salí sudorosa de aquella consulta… ¡había tardado tres días en conseguirlo! Ahora por fin sabría si es niña o niño.

Sofía Moreno.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Iván

     /  agosto 22, 2012

    No hacía falta que lo firmaras … tranquila jajajja
    Buenísimo ;D

    Responder
  2. Fernando

     /  agosto 23, 2012

    Coincido con Iván. Reconocible 100%. Y muy real, que es lo peor (o hacia lo que nos quieren llevar… dios mediante).
    Muy bueno.

    Responder
  3. Elisa

     /  agosto 23, 2012

    Jajajajajajajajajjaj que mitica eres Sofia! Me encantas… Ya sabes que me robaste el corazon el dia del tobogán…. 🙂

    Responder
  4. Jajajajajaja, sé que lo soy…
    Cómo os la metí doblada con la niña seudo-suicida ehhh jajajajaja!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: