Ni uno y otro


Ni alto ni bajo,
ni feo ni guapo,
ni tonto ni listo,
ni gordo ni flaco.

Ni triste ni alegre,
ni enfermo ni sano,
ni soso ni gracioso,
ni santo ni diablo.

Ni lento ni rápido,
ni brillante ni opaco,
ni bueno ni malo,
ni corto ni largo.

En la edad en la que te vuelves transparente,
cuando ya nadie te mira por la calle,
con la suerte querer a quien me quiere,
y, en fin,
básicamente
vivo
y feliz.

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: