Ayer


Últimamente no paro de fijarme en los niños/as pequeñitos que están jugando en el parque. Todos los días salgo a la calle , estoy preparándome para sacar el carnet de conducir; cojo mi Ipod y me voy a la autoescuela. Siempre paso por el mismo parque, todos los niños/as estan jugando y sus madres están hablando sentadas en los bancos pendientes de sus hijos. No paro de fijarme en ellos, la sonrisa que tienen en sus mejillas porque estan jugando, se lo estan pasando bien, algunos/as seguro que son compañeros de su clase, de su colegio. Alguien se cae, el pobre pequeño se asusta y llora, la madre le levanta y le dice que no es nada, le da un besito y el peque sale corriendo otra vez a jugar.

El otro día caminado, una pelota de bob esponja se dirigía hacia mi, yo inmediatamente se la devolví al pequeñito que me estaba mirando, era su pelota. El pequeñito me daba las gracias y me hizo recordar cuando yo era pequeña, a mi hermana alguna vez no le apetecía ir al parque, entonces yo iba con mi madre ( mi padre siempre trabajaba de tarde y llegaba a la hora de cenar). Mi madre se sentaba con las madres de algunos compañeros de mi clase. Yo iba corriendo a tirarme por el tobogan, allí en ese parque siempre encontraba a mis compañeros de clase, empezabamos a jugar; al escondite, al pilla pilla , al llamado “Stop” (me acuerdo que ese juego nos lo había enseñado nuestra profesora de Gimnasia, se llamaba Olimpia y  mi hermana siempre la llamaba Olimpiadas jajaja) .

El tiempo pasa muy rápido, yo todavía no me creo que ya vaya a hacer 19 años, y aun me acuerdo todavía de cuando estaba en parbulitos, cuando celebramos fin de curso los de 6º de primaria, ahora teníamos que empezar el instituto  (yo y algunas compañeras de clase, habíamos hecho un baile con una canción de la serie de “Upa dance” jajaja).

Tenemos que disfrutar de cada etapa que nos va tocando, disfrutar de cada momento. Cuando veo a esos niños/as pienso en todo lo que les queda por hacer, de momentos y experiencias que pasar. A todos nos quedan muchas cosas por hacer, tenemos que disfrutarlas y sonreir.

Hay una frase que dice “La vida es como un espejo, te sonríe si la miras sonriendo”

Muchas gracias a ti, que estas leyendo o escuchando esto que acabo de escribir 🙂

Sheila Prieto

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Sofi

     /  marzo 10, 2012

    Últimamente yo también tengo la sensación de que el tiempo pasa realmente rápido. Puede que sea porque este sea mi último año de instituto y me compare a Catalina, que aún no ha empezado el parvulario, y pienso en todo lo que yo ya he pasado…

    Como dice mi madre de los niños: bendita inocencia.
    Qué disfruten, ¡que eso les toca!

    Responder
  2. Eso me está pasando a mi, pienso en todo lo que he pasado y a ellos les queda por pasar y descubrir.
    Tu madre tiene razón, bendita inocencia.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: