Bendita primavera.


Parece que los días ya no se terminan a las cinco de la tarde, y tenemos la oportunidad de volver a explorar nuestro propio interior en busca de sensaciones nuevas, esas que sólo resurgen durante la primavera. Os dejo el texto y una foto que tomé hace ya un mes (¡o más!). 

La caída de las hojas y las cumbres nevadas dieron paso al deshielo. Músculos desperezados cuando el sólido se convierte en líquido y recorre los cuerpos. Ya no soy hielo, ni otoño ni invierno. Ahora, un nuevo cúmulo de oportunidades se agolpa a la espera de florecer. 


Sofía Moreno.

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. Fernando

     /  febrero 27, 2012

    Muy chulo. Siendo puntilloso, en la primera parte de la última frase toca ligero retoque (se puede pulir algo), porque la segunda y la tercera son soberbias.
    Progresamos adecuadamente…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: