Relatos.


A petición de Sofía Moreno. Subo mis dos mini-relatos al blog. Ciertamente, ayer lo pasamos genial. Por cierto, si al final llevamos a cabo la propuesta de Sofia de quedar en San Valentin, propongo que lo que cocinemos sea con ese tema, ya que además, Fernando propuso ayer que sería una buena idea. (Asi que a trabajar los que sois reposteros) Sería muy divertido, sobre todo para los que somos golosos jajaja. Bueno, sin enrollarme mas  aquí os dejo mis relatos.

 

Lo mejor del día.

Llegas de clase, has tenido un día de perros y crees que no puede ir peor. Cuando entras en casa oyes los gritos habituales de tu abuela, tu madre y tu padre discutiendo. Te sientas a comer ignorándolos deliberadamente. Lo que menos te apetece es escucharlos, pero, inevitablemente tu madre te pregunta qué tal y tú intentas contarle algo gracioso que ha sucedido en alguna asignatura. Mientras, tu abuela, siempre oportuna te interrumpe. Es entonces cuando te enfadas muchísimo y le gritas a tu madre: “¡Lo que yo te cuento es mucho más importante que escuchar las historias que cuenta mi abuela del tío del hermano del primo del sobrino del abuelo de Juan!” Y tu abuela seriamente dice: “¡Ese iba a por agua a Arnao y la traía en un cubo sobre la cabeza!”

 

100 años sin cambiar.

Encendió su último cigarrillo y, mientras esperaba apoyada en el alféizar de la ventana, reflexionó sobre lo que veía. Las chimeneas humeaban como nunca y el aire negro no dejaba ver las montañas que había más allá de la ciudad. Los vestigios de la guerra aún se veían claros. Las personas vivían en la calle y poco a poco morían intoxicadas, los hombres de negocios viajaban apresurados en sus coches-burbuja sin querer darse cuenta de lo que pasaba a su alrededor.  Era una imagen realmente triste. Un coche se quedó suspendido a la altura de la ventana esperando a que ella subiera. Era el primer ministro.

-Señora presidenta, hoy tiene una reunión con el consejo de ministros. Los ciudadanos se mueren sin que podamos hacer nada.

-Sí que podemos. No iré a la reunión. Que suelten la bomba atómica.

 

¡Disfrutad mucho de vuestro fin de semana!

 

Elisa Menéndez.

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Sofía Moreno.

     /  enero 28, 2012

    Elisa, tu abuela es la mejor JAJAJAJA
    Típica abuela de Elisa dando 1€ a un mendigo y pidiendo el cambio…

    Bromas a parte, el segundo relato da mucho que pensar. Me ha gustado mucho! ^^

    Responder
  2. Sheila prieto

     /  enero 28, 2012

    Tu abuela es la mejor jajajaja, si hace un libro, yo me lo compró jajaja
    buenos relatos elisa 🙂 ( y tambien esos bollos super ricos :P)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: