La tarea.


He abierto una vez cada tomo del diccionario de la RAE, y las palabras que han salido son: reconciliar y cañada. ¡Menudo par de “palabros”! Lo que he escrito no es muy original que se diga, pero reconozco que no se me ocurría nada más.

Esta mañana he encontrado en el cajón de la mesilla de noche una fotografía de cuando era un crío: salgo abrazado a mi abuelo delante de un molino de viento. -Es hora de reconciliar pasado y presente- pensé. Saqué el coche del garaje y desplegué un mapa: -Valmojado, Valmojado…- Rodeé el lugar exacto de la población, situado cerca de la Cañada Real Segoviana. Esperaba encontrar a mi abuelo estuviera donde estuviese: en su casa o en el cementerio. 

 

Entrada breve, lo sé. Lo siento, compañeros, he de confesarlo: hay otro. Se llama Platón.

Sofía Moreno.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

2 comentarios

  1. Fernando

     /  noviembre 11, 2011

    Me gusta, sobre todo por lo que deja abierto al final… ¿tanto tiempo sin saber de él , si estaba vivo o muerto? Apetece saber más.
    Buen trabajo y suerte con la caverna (a ver si se dan la vuelta de una vez y dejan de mirar las sombras de la pared).

    Responder
  2. Lo mío son los finales abiertos, está claro jajajaja.
    Uuuuf, me tienen la sombras, el Mundo de las Ideas y el Mundo de lo Sensible hasta el moño, ¡es que me parece que siempre le da vueltas a lo mismo!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: