Un libro, un vídeo, una canción y una tarea (2)


Aquí estoy otro miércoles más llenando un poco de hueco en este blog. Como siempre, ahí van mis propuestas

   EL LIBRO. La nieta del Señor Linh de Philippe Claudel (escritor francés nacido en 1962). Es un libro corto (126 páginas) pero gigante, hermoso pero doloroso, que indaga en la miseria de ser extranjero en una tierra que te es hostil y que no entiendes.

Es inevitable no sentir compasión por este señor Linh al que las circunstancias le obligan a hacerse cargo de su nieta, un bebé, en un país no identificado -yo pienso que la Francia de lo años 60 o 70.

Un canto al amor más puro, al más sencillo y sincero de los sentimientos, pero también un alegato contra la incomunicación, la vulgaridad y la desidia.

Y el final es amargo (a mí me lo pareció), aunque con el resquicio a la esperanza que se hace hueco entre la apatía.

EL VÍDEO. Acabo de darme cuenta de que vuelvo a elegir un vídeo relacionado con Nueva York y las Torres Gemelas… Debe ser algún tipo de fijación. Sin embargo, esta vez esto que os traigo aquí -y que seguramente muchos ya conoceréis- es un hermoso vídeo: la historia de un tipo loco, llamado Philippe Petit, funambulista de profesión, que se obsesionó con un reto suicida: tirar un cable entre las torres gemelas de NY y pasearse de una a otra sin más ayuda que su inimitable talento y una enorme pértiga para mantener el equilibrio. El resultado es historia, contada, por cierto, en un increíble documental (TENÉIS QUE VERLO: ES MARAVILLOSO) hecho en 2008 y titulado “Man on wire”, que ganó el Oscar al mejor documental largo, el BAFTA a la mejor película británica y el Independent Spirit Awards. Casi ná. Por cierto, la hazaña la realizó el 7 de agosto de 1974, con 24 añitos, y estuvo paseándose de una a otra torre ¡durante 45 minutos!. Lo llamaron el delito artístico del siglo.

Aquí os dejo un pequeño vídeo sobre el momento en que pone el pié en el cable a 415 metros de altura….

LA CANCIÓN. Como buen abuelito cebolleta, aquí os dejo otra de mis joyas atemporales. Aunque la canción es de sobra conocida -quien no tarareó alguna vez el “sangüeroverdereimbou”- esta versión es, para mí, la más hermosa jamás interpretada. Sólo con la voz y un ukelele. Es posible que lo conozcáis, porque esta versión apareció en alguna película y alguna serie de televisión (se me viene a la mente “Urgencias”).

El gigantesco -en sentido literal y musical, también- cantante es Israel Kamakawiwo’ole, hawaiano de nacimiento y samoano de genes (ya sabéis lo que decía Julius a Vincen en “Pulp fiction”: ese tipo tiene un problema de peso… es samoano, qué quieres), que fue un auténtico ídolo en su Hawaii natal, y que falleció en 1997 cuando tenía sólo 38 años y 340 kilos de peso. Por cierto, al final del vídeo, la fiesta que celebran es el acto de echar sus cenizas al océano frente a la costa de Makua.

Que lo disfrutéis.

LA TAREA. Tocan los deberes, que no todo va a ser folgar. Un ejercicio muy interesante para los que nos gusta escribir, que desarrolla la capacidad de estructurar ideas y plasmarlas de manera escueta,  es hacer lo siguiente: cogemos un diccionario y lo abrimos por dos sitios aleatorios. Y elegimos dos palabras -en realidad la primera en que fijemos la vista cada vez que abramos el tocho-. Con esas palabras, por muy disparatadas que sean, construimos una pequeña historia que relacione los conceptos, de no más allá de un párrafo de extensión (unas 4 ó 5 líneas).

Un ejemplo: Las palabras que salieron son piedra y abogado.

El anciano levantó el bastón apuntando a mi cabeza. Esta tierra que ahora me quitas a ti te hará sufrir, abogado del demonio. Lo estoy viendo como si fuese ayer, y ya pasaron dos años. El urólogo viene con la radiografía. Sí, la causa de su cólico son piedras. La sonrisa no me alivia el puto dolor del costado.

Bueno, esto es una chorradilla que se me ocurrió en cinco minutos pero puede valer. Por cierto, tenemos que concretar una fecha para reunirnos y leer los deberes, que paso lista.

Fernando.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Iván

     /  noviembre 9, 2011

    Preciosa la canción , de verdad

    Responder
  2. Elisa Menéndez

     /  noviembre 9, 2011

    Adoro la canción, me gusta el video y me encanta la tarea y, como no, el texto. Me he reido bastante jajaja. el libro… lo anotare 🙂

    Responder
  3. ¡Ahora mismo voy a por un diccionario a ver qué me sale! Jajajajaja.
    La canción es genial, es muy mítica. ¡Ahora que sé que las imágenes finales son la de la fiesta del esparcimiento de sus cenizas tiene más sentido el video!

    El libro también tiene muy buena pinta, al igual que Elisa, me lo apunto 😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: