Por aquellos tiempos..


Buenas tardes a todos! Por fin viernes! El otro día, Sofía dijo que podríamos ir subiendo textos escritos por nosotros. He de decir que los míos no los podré subir todos ya que algunos los he perdido. Pero sí quiero subir este, que es, si no el primero, uno de ellos. Recuerdo que el tema era el AMOR y no éramos más de seis o siete los que nos habíamos reunido en la biblioteca. Me alegra pensar en cómo según pasa el tiempo vamos siendo cada vez más y muy pocos han dejado de estar ahí. Bueno, no me enrollo más aquí está el texto:

——

Amor. Para unos, una palabra. Para otros, un sentimiento. Para mí una necesidad. Sí, eso he dicho, necesidad. El amor es el sentimiento más sincero y puro que puede experimentar una persona. Por el mero hecho de que no todo el mundo tiene fe en algo, no todo el mundo confía ni tiene esperanza, pero seamos conscientes o no, todos amamos. Podemos pensar que nada merece la pena, pero siempre hay alguien ahí, alguien especial por el que merece la pena vivir. Incluso las personas más retorcidas y mezquinas quieren a alguien, aunque sea a sí mismos.

El amor es necesario para todos. Alguien que no quiere, no puede ser una persona plena ni segura de sí misma. No es posible que no tenga sentimientos. Y el primero, el más sencillo, es el amor. Después, vienen todos los demás. Las personas mueven el mundo. Las personas se mueven por sentimientos, la mayoría inconscientes. No todos se paran a pensar si lo que hacen está bien o está mal, simplemente lo hacen. Al igual que el amor, que no tiene ni prejuicios ni entiende de edades ni de actos. Simplemente quieres a alguien cuando ves una luz en su interior que probablemente nadie haya visto. Que sólo tú puedas reconocer. Y cuando quieres a una persona, lo quieras o no, si hay verdadero amor, de cualquier tipo, jamás te olvidarás de ella. Porque automáticamente pasará a formar parte de ti y de tu vida. Aunque sea de manera insignificante e inconsciente.

Elisa Menéndez.

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Sofía Moreno.

     /  noviembre 4, 2011

    ¡Cielos! ¡Ya casi ni me acordaba de esto! Y no fue hace tanto… bueno, o sí. Porque para nosotros, dos-tres años es casi un sexto de nuestra vida… jajajaja.
    Jolin, tengo que revisar mis cajas de papeles, ¡a ver si encuentro el mío! Aunque.. creo que ya se otro sitio donde puedo buscarlo… jajajaja.

    Me ha gustado la pequeña introducción que has hecho: sí, de aquella debíamos de ser seis solos los que fuimos con algo escrito (menos Antonio, que recuerdo que improvisó unas palabras) pero de aquellos nadie se ha quedado por el camino 🙂

    ¡Genial como siempre, Elisa!

    Responder
  2. Fernando

     /  noviembre 4, 2011

    Me gustó volver a leer aquello que escribiste, Elisa. Lo recuerdo porque me dejó sobre el aviso de que alguno/a de vosotros tiene posibilidades reales -lo que se dice madera de escritor. A veces no todo consiste en textos hipercargados y rimbombantes. La sencillez de las ideas y la economía de las palabras hacen más que todo un lote de “brillantes” metáforas. Enhorabuena. Invito a todos a seguir publicando vuestros escritos, porque, además, es una manera de tenerlos a mano y archivados.
    PD. Recuerdo lo de Antonio. Fue apoteósico. Difícil de explicar. Sólo sé que me duró la sonrisa unos cuantos días. Gracias por aquello.

    Responder
  3. Iván

     /  noviembre 4, 2011

    Increible , de verdad jajaja , mucha razón

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: